Razones para no cortar las orejas y la cola del perro

Existen razas de perros a las cuales se les suele cortar orejas y cola, la única razón es para darle un aspecto supuestamente más “estético”. Es un grave error realizar este procedimiento, muchas personas no lo saben o quizás se hacen las desentendidas con el tema.

Por lo general, los cortes o más bien “amputaciones” de las partes mencionadas se realizan cuando el cachorro tiene tan solo cuatro días de vida. El pequeño perrito llora desesperadamente del dolor, por ello la madre es aislada, luego debe encargarse de lamerle las heridas para sanarlo. Muchos cachorros han muerto por el impacto de la mutilación o por las hemorragias.

Razones para no cortar las orejas y la cola del perro 1

Tanto el corte de orejas como el de cola se realizan con un par de tijeras y luego se utiliza una banda apretada para parar el paso de sangre. En algunos países es una práctica prohibida menos que se haga por alguna enfermedad que afecte al cachorro.

Anteriormente en los concursos caninos de belleza las razas que no tenían la cola o las orejas cortadas no eran permitidas. En la actualidad esto ha cambiado y este requerimiento estético ya no es un impedimento.

La mutilación de estas partes en los perros puede causar grandes consecuencias en su salud. En ocasiones el argumento de las personas es que es bueno para que la mascota tenga una buena higiene, lo cual es falso, ya que exponemos al perro a un dolor innecesario y posibles infecciones.

Razones para no cortar las orejas y la cola del perro 2

Con la cola el perro muestra su expresión corporal, ya sea para comunicarse, deseo para dar un paseo, ganas de jugar, etc. Además la cola los ayuda a protegerse, con ella establece ciertos límites con los otros perros para evitar encuentros agresivos.

No es un simple corte, es una amputación. Es decir que existe una gran diferencia entre cortarle las uñas y el pelo a nuestro perro como método de higiene a quitarle una parte anatómica característica del perro en donde se involucran todos los nervios, tejidos, vasos sanguíneos, entre otros.

Razones para no cortar las orejas y la cola del perro 3

Una mala intervención quirúrgica puede matar al perro. Las heridas abiertas provocan grandes infecciones, en el caso de la cola, la infección afecta a la columna vertebral del can.

Digamos NO a las amputaciones estéticas a los perros, ellos sufren y son quienes nos dan más amor.

Enviar comentario