Mascotas para niños pequeños

Hoy veremos aquellas mascotas aptas para niños pequeños. Primero hay que tener presente que una mascota no es un juguete. Es un ser vivo que brinda diversión y amor a los niños y debe ir acompañado de la necesaria responsabilidad en su cuidado.

Tener una mascota en la familia con niños tiene muchas ventajas que son variadas y múltiples. Antes de adoptar una mascota, primero tenemos que pensar en elegir aquella que se adapte mejor a nuestra vida y a las características propias de ella. Lógicamente, no todas las mascotas son iguales ni necesitan los mismos cuidados. A continuación, veremos las mascotas para niños pequeños.

mascotas-para-ninos-pequenos

– Perros: los perros son las mascotas que aportan mayor placer y diversión a los niños. Es el compañero ideal de juegos por excelencia debido a su sociabilidad y que les encanta la compañía de las personas. No nos olvidemos de que ellos son los que más obligaciones y trabajo tienen. Necesitan varios paseos diarios, no deben dejarlos solos en casa durante las vacaciones, y podemos disfrutar de ellos durante muchos años. Es indispensable educarlos. Es preferible un perro de gran tamaño que uno pequeño debido a su fragilidad.

– Gatos: los gatos requieren menos cuidados que los perros. No es necesario llevarlos a pasear y son más independientes que los perros. Los gatos son cariñosos y aprecian la compañía de las personas pero son muy celosos de su espacio. No es la mejor mascota para jugar.

mascotas-para-ninos-pequenos-1

– Hamsters y Conejos: son mascotas muy extendidas y fáciles de cuidar, no hay que pasearlos. Los cuidados que necesitan son realmente fáciles, pero no hay que comprarlos en pareja ya que habría peleas continuas entre ellos.

– Tortugas: las tortugas son unas de las mascotas más comunes en las casas. Por más que los niños no puedan compartir juegos con ellas, producen una fascinación que les hace contemplarlas durante largos ratos. Llevan una alimentación sencilla y no necesitan grandes cuidados.

Enviar comentario