Los 5 mitos sobre gatos más famosos

Los gatos eran alabados en el antiguo Egipto y en la Edad Media demonizados. Es que siempre estás bellas criaturas han despertado la curiosidad del hombre, es por eso que existen un sinfín de leyendas urbanas que no tienen ninguna base científica.

A continuación te presentaremos los 5 mitos más conocidos sobre los gatos:

1. Los perros y los gatos se odian

los-5-mitos-sobre-gatos-mas-famosos-1

¿Quién no conoce la enemistad entre estas dos mascotas?, de igual manera no es del todo verdadera. Ambos pueden convivir perfectamente en un mismo hogar, mientras cada uno respete el espacio del otro.

2. El gato negro trae mala suerte

los-5-mitos-sobre-gatos-mas-famosos-2

Desde hace siglos la creencia de que los gatos negros son animales que traen mala suerte es bastante común en muchas personas, y más si son supersticiosas. El origen de esta leyenda nos remonta a la época de los celtas, quienes aseguraban que los gatos negros eran compañeros de las brujas. En el antiguo Egipto era todo lo contrario, ya que eran animales sagrados. En la Inglaterra Victoriana se creía que los recién casados tendrían buena suerte teniendo un gato negro.

3. Los gatos caen de pie

los-5-mitos-sobre-gatos-mas-famosos-3

Otra de las leyendas urbanas más discutida sobre los gatos es si caen de pie, pero no es del todo cierta. No siempre los gatos caen de pie, ya que depende de la altura desde la que caigan, si el gato tiene tiempo de dar vuelta en el aire, entonces si lo hará. Es una habilidad que poseen y es por instinto. El caer de pie lo aprenden a partir de sus 40 días de vida.

4. Ronronea cuando se siente feliz

los-5-mitos-sobre-gatos-mas-famosos-4

Los gatos comienzan a ronronear en los primeros días de vida. Es gracias a este sonido que los pequeños se comunican con su madre, inclusive cuando todavía no han desarrollado todos los sentidos. Con el tiempo, ronronear se transforma en una conducta para expresar felicidad, pero no siempre es por este motivo.

Varios estudios demostraron que los gatos pueden ronronear cuando se encuentran atemorizados o si sienten algún tipo de dolor. Es por eso que existen diversos tipos de ronroneo:

• Ronroneo irregular: Es cuando sienten felicidad
• Ronroneo uniforme y con decadencia: Lo hacen cuando quieren ponerle fin a una situación.
• Ronroneo ruidoso: Es el sonido que comunica dolor y lo utiliza para pedir ayuda.

5. Los gatos no se recomiendan para las embarazadas

los-5-mitos-sobre-gatos-mas-famosos-5

Existen muchos casos de mujeres que creen que deben deshacerse de su gato cuando están embarazadas. El miedo provine del riesgo de transmisión de la toxoplasmosis, una enfermedad que tienen los felinos y que es peligrosa para el feto. Los estudios científicos, sin embargo, demuestran que es poco frecuente que esta enfermedad se encuentre en los gatos caseros. Si la embarazada está inmunizada a este virus, no corre ningún riesgo el bebé.

Enviar comentario