El gato más caro del mundo

El gato Ashera tiene un peso similar al de un perro adulto, alcanzando los 12 Kg. Presenta las características más comunes del leopardo. Su físico es uno de los más originales y exóticos del mundo. Lo convierte en una raza insólita sus orejas puntiagudas y el pelaje de leopardo.

A pesar de que el Ashera es una raza artificial, su carácter y características son iguales al de un gato común, es decir que sus necesidades y sentimientos son los mismos que los de cualquier otro gato doméstico.

Para llegar al resultado de está raza, se tuvieron que realizar cruces entre: el leopardo asiático con el serval africano y un gato doméstico. Si duda es el gato más raro y excéntrico que existe.

No es un gato para cualquiera, además de ser el más grande que existe, también es el más caro del mundo. El precio de este hermoso felino es de aproximadamente 17.000 euros, esto se debe a los pocos ejemplares que se crean por año. Es una raza obtenida por manipulación genética, por ello su precio tan elevado.

Enviar comentario