Consejos para que los niños no sean mordidos por un perro

Los perros son mascotas amigables, fieles y normalmente tienen una excelente relación con las personas. Pero, en muchos casos los animales no son educados y tratados como se debe durante su crecimiento, hecho que puede terminar desarrollando un comportamiento agresivo o poco fiable.

En ocasiones, por no saber cómo lidiar con esta situación, sufrimos mordidas y heridas. Y cuando hay niños en el hogar la preocupación es más grande. Por eso, veremos algunos consejos para que los niños no sean mordidos por un perro:
consejos-para-que-los-ninos-no-sean-mordidos-por-un-perro

Enseñar al niño ser cuidadoso: debemos enseñarle como debe comportarse con el perro. Explicar que no tiene que molestarlo, en especial si se encuentra durmiendo o comiendo, en ocasiones los animales se sienten amenazados cuando invadimos su territorio, aun así, si el niño solo quiere ofrecerle cariño.

Perros desconocidos: evitar que los niños se aproximen a perros desconocidos, en la calle o en la casa de otras personas, hasta que tengamos conocimiento del can. Si conocemos al dueño del perro, pedimos permiso para que nuestro pequeño se acerque. Primero tenemos que dejar que el animal huela su mano y luego puede tocarlo.

Adoptar un perro: si queremos adoptar un perro, primero debemos hablar con un veterinario sobre el comportamiento de ciertas razas, de esta manera podremos elegir qué tipo de mascota queremos cuidar. Luego de traerlo a casa, debemos entrenarlo para que obedezca algunos comandos.

Evitar que los niños tengan juegos agresivos con el perro, como agarrarle de la cola o tirarle objetos. Ya que esto puede acabar en comportamientos agresivos.

Enviar comentario