Como cuidar a la tortuga de tierra

La tortuga de tierra es una de las mascotas más populares, pero no todos saben cómo cuidarlas, ya que este animal es uno de los más antiguos de la tierra, y viven entre 40 y 100 años, y se los debe cuidar muy bien.

Para criarla, primero debemos estar seguros de donde viene, lo ideal es comprarla en los criaderos especializados, de otra manera el animal puede ser que haya sido capturado de manera ilegal, o sino también ir a un refugio de mascotas y adoptarla.

como-cuidar-a-la-tortuga-de-tierra-1

Estos reptiles pasan mucho tiempo al aire libre, por eso tienes que tener un patio donde pegue el sol y pueda ejercitarse, pero que también tenga lugares de sombra y obviamente que tenga un lugar bien protegido de la intemperie, dentro de la casa, donde la tortuga pueda descansar.

Hay tortugas que no hibernan; hay algunas especies tropicales, que para conservar su salud en excelente estado, tienen la necesidad de vivir todo el año en condiciones ambientales similares. Si tú tienes una de estas especies, déjala estar todo el invierno dentro de la casa o un lugar donde no entre el frio.

Para las otras tortugas, la arribada del otoño encaja justo con los preparativos para el periodo de hibernación. Es cuando notas que la tortuga empieza a movilizarse y come menos, y seguramente ya haya excavado un lugar donde estará todo el invierno. Presten mucha atención, porque hay algunas tortugas que no lo hacen,  si notas que tu mascota no preparo el lugar para hibernar, tu puedes preparárselo.

como-cuidar-a-la-tortuga-de-tierra-2

Otra cosa en la que debes prestar mucha atención, es en su alimentación. Cuando la tortuga disminuya el ritmo de sus actividades, debes parar de alimentarla por unas 3 y 4 semanas. Esto te da la seguridad de que la comida este bien digerida antes del periodo de hibernación, y ayuda a evitar graves problemas de salud a la tortuga, causados por la fermentación de los alimentos ingeridos.

3 comentarios

  1. guadalupe 21 febrero 2013
  2. Ramira 9 julio 2013
  3. Paulina 14 agosto 2016

Enviar comentario