El perro presa canario

Esta raza se crió en las Islas Canarias a inicios del siglo XIX, cruzando el extinto perro Bardino o también llamado Majorero con mastines ingleses.

Son dóciles y cariñosos. Tienen un gran instinto de guardia y siempre se encuentran en alerta para defender a los suyos. Se necesita de un buen adiestramiento para que ellos puedan aprender que no son líderes de la manada, sino que el líder de la manada tiene que ser su dueño. Es importante esto, porque son perros fuertes y pueden ocasionar grandes problemas, sino se los educa bien. En cambio si son sociabilizados desde pequeños y se los adiestre de manera adecuada serán excelentes compañeros.

Estos perros son grandes y fuertes. Posee la cabeza ancha, casi cuadrada, su hocico también es ancho y tiene una potente mandíbula, sus ojos son marrones, su nariz negra, las orejas son triangulares y se encuentran caídas a los lados, en algunas ocasiones son cortadas. Por lo general es un perro musculoso, su esqueleto es bastante pesado. Su pelaje es fino y áspero de color casi siempre moteado de tonos beige.

Enviar comentario