El perro fila de San Miguel

Esta raza se desarrolla en la isla de San Miguel, desde el siglo XVI. Se origino como perro pastor de ganado bovino de carácter difícil, y su rusticidad lo convierte en un excelente perro guardián.

Posee un temperamento muy fuerte con las personas extrañas, pero con su amo es dócil. Es bastante inteligente y receptivo. En su ejercicio de sus funciones como conductos de ganado vacuno es bastante bueno, es muy cuidadoso de no lastimar las ubres de las vacas.

Su piel es pigmentada y gruesa. Cuenta con un pelaje corto, tupido, liso y de textura áspera. Posee algunos flecos en su cola, en la región anal y la parte posterior de los miembros.

Cuenta con colores beige, gris, yendo desde los tonos claros a oscuros; siempre leonado, se puede permitir una marca blanca sobre su frente, y desde en mentón al pecho, puede poseer pequeñas marcas blancas en sus pies posteriores.

La altura a su cruz es de 50 a 60 cm para los machos y para las hembras es de 48 a 58cm. Los machos pesan 25 a 35kg y las hembras de 20 a 30kg.

Enviar comentario