El Gato van turco

Es una especie de felino doméstico que le gusta pasar muchas horas diarias jugando, de hecho los ejemplares son muy activos.

El cuerpo del gato van turco es mediano o grande, es un cuerpo musculoso. Su cuello y pecho son sólidos y fuertes. Las patas son de longitud media y pies redondos. La cola es de tamaño mediano y muy poblada de pelos.

Su cabeza presenta una forma triangular, mediana, su perfil es casi recto y el mentón es firme.

Sus orejas son grandes, amplias en la base y las puntas son ligeramente redondas. Derechas y de inserción alta.

Sus ojos son grandes, oblicuos y ovalados. Su color es azul, ámbar o dispares. Los bordes de los párpados son de color rosado.

Su manto es sedoso y de longitud media, sin pelusa lanosa. Es más corto en los hombros y el cuello.

Enviar comentario