El gato Scottish Fold

El Scottish fold es un gato bastante sociable con las personas y otras mascotas, les encanta jugar, es un gato muy dulce y tiene una voz suave. Se puede adaptar a cualquier apartamento, ya que es una raza de gatos muy hogareña.

Su cuerpo es de talla media a grande, su cuerpo es musculoso. Los hombros, el pecho y el lomo son grandes y anchos. Sus patas son musculosas y cortas, sus pies redondos y gordos, tiene una cola con una longitud media. Su cuello es corto.

Su cabeza es redonda, grande, ancha, y tiene un mentón firme. Su nariz es corta, recta y ancha. Tiene un perfil encorvado.

Sus orejas son separadas, pequeñas y dobladas hacia delante, sus puntas son redondeadas.

Sus ojos son grandes y redondos, separados, y su color es acorde a su manto.

Su manto es corto y denso, se encuentra pegado al cuerpo.

Enviar comentario